III Edición: Recursos energéticos & mineros

“El liderazgo también es retribuir a las comunidades a las que servimos”

Sorto también ofrece su aporte para emprendedores y pequeñas empresas, y asegura que para alcanzar oportunidades de negocio y lograr una sólida economía local, se deben lograr tres aspectos fundamentales: la educación, asesoría profesional y acceso al capital.

Albert Sorto es un experimentado profesional en desarrollo de negocios y alianzas estratégicas con más de 20 años de experiencia, en esta oportunidad nos adelanta cómo potenciar las oportunidades de negocio y lograr una economía sólida local, así como también, cómo maneja el liderazgo en los diferentes roles que desarrolla tanto en el aspecto profesional como en el personal.

Para este empresario el equilibrio entre el trabajo y la vida familiar es definitivamente parte de un liderazgo exitoso. “Es importante establecer límites para uno mismo y adherirse tanto como sea posible a una hora de inicio y finalización de las labores”, con el objetivo de ser más productivo de manera constante, y a su vez mantener presente que hay otras cosas iguales o tan importantes como el trabajo.

“Aunque me considero algo adicto al trabajo, y siendo padre soltero, hago un esfuerzo intencional para dedicarle tiempo a mi hijo y aprovechar cada momento y recuerdo que puedo crear con él. También dedico una parte significativa de mi tiempo a organizaciones sin fines de lucro, ya que esto me ayuda a mantenerme firme en el hecho de que una gran parte del liderazgo es retribuir a las comunidades a las que servimos”, añade.

En este sentido, estas acciones representan para Sorto un equilibrio saludable. Estas experiencias le han brindado oportunidades de trabajar y colaborar con una diversidad de personas que lo enseñaron a ver oportunidades, al igual que retos, bajo diferentes y nuevas perspectivas.

Como parte de su aporte para emprendedores y pequeñas empresas, Sorto asegura que para alcanzar oportunidades de negocio y lograr una sólida economía local, se deben lograr tres aspectos fundamentales: la educación, asesoría profesional y acceso al capital.

“En el aspecto de educación me refiero, por ejemplo, a educarnos con respecto a los diferentes programas diseñados para equilibrar el campo competitivo a pequeñas empresas o emprendedores minoritarios.  Estos programas gubernamentales y corporativos brindan ciertas ventajas a través de certificaciones para empresarios que pertenezcan a diferentes grupos minoritarios como veteranos, grupos étnicos o empresas lideradas por mujeres”.

Mientras que en el aspecto de la asesoría profesional, las pequeñas empresas tienden a querer hacer todo en lugar de tercerizar ciertas tareas y de esa manera solo enfocarse en sus especialidades. Las firmas grandes tercerizan tareas o proyectos fuera de su área de enfoque o especialidad y de esta manera minimiza costos y mantienen altos niveles de productividad.  

En cuanto al acceso al capital, Sorto destaca que tiende a ser comúnmente un reto para toda pequeña empresa, pero existen diferentes programas y organizaciones que ofrecen acceso a dicho capital por medio de prestamos y subsidios diseñados para pequeños empresarios, por lo que detalla que uno de los mejores recursos para encontrar estos programas sería a través de su cámara de comercio local.

Por otra parte, añade que uno de los principales beneficios de una alianza estratégica es el aumento de su alcance de mercado, a través de la base de datos de clientes de sus aliados. El segundo sería reducir sus costos o minimizar su riesgo al crear estas alianzas.

“Obviamente, para que estas alianzas funcionen, debe haber una sinergia entre las partes involucradas. Por ejemplo, en bienes raíces residenciales, la creación de alianzas con empresas que brindan servicios como mudanzas, control de plagas, limpieza y jardinería crea un ecosistema ideal no solo para la referencia de clientes, sino también la satisfacción de estos”.

En cuanto a sus objetivos profesionales dentro del equipo de RudHil, correduría de bienes raíces totalmente bilingüe ubicada en Georgia, Estados Unidos, el empresario menciona que, según el último censo, Georgia se encuentra entre los cinco principales ganadores de población en la última década, por lo que explica que este crecimiento continuo también generará una demanda no solo de bienes raíces residenciales sino también de espacios comerciales.

“Por esta razón, mi enfoque inicial será aprovechar mi red de contactos que he construido a lo largo de los años, para expandir la cartera de clientes en sectores industriales, como manufactura, logística y gobierno”, añade y puntualiza que el objetivo principal es posicionar a RudHil, como una firma liderada por una mujer hispana con todas las certificaciones minoritarias, como la principal firma de brokerage industrial y comercial en el estado de Georgia.