IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Retos para la economía dominicana en el 2023

De acuerdo con el informe Perspectivas Económicas Mundiales publicado por el Banco Mundial en el mes de octubre del año 2022, para este 2023, se espera que la economía dominicana crezca en un 5%, para así posicionarse como una de las economías de mayor crecimiento de la región. Del mismo modo, se estima una caída del PIB regional de un 1.6% para este año, la cual se fundamenta en la tendencia a presiones inflacionarias, altas tasas de interés e incertidumbre en la cadena de suministro por la crisis ucraniana.


Si bien el indicado organismo estima un crecimiento económico para la República Dominicana superior a la mayoría de las economías de la región, las autoridades económicas dominicanas deben hacer un trabajo audaz para cumplir con las estimaciones de un crecimiento económico del 5%; así pues, deberán poner el ojo en algunos indicadores claves con el objetivo de alcanzar dicha estimación.


El principal indicador donde las autoridades monetarias deberán poner un ojo es la política monetaria, debido a que esta es el mayor pilar que enfrentará la economía, principalmente en la bajada de las tasas de política monetaria. Por lo tanto, se deben predecir movimientos a la baja de la FED (Sistema de Reserva Federal de los Estados Unidos) con mucha precisión, ya que un movimiento equivocado, representa un alto costo financiero para el crecimiento económico. En el caso hipotético en el que las autoridades monetarias hagan un movimiento prematuro de la tasa de política monetaria, el costo financiero sería muy grave para la economía, debido a que afectaría el financiamiento de las empresas y reavivaría el aumento de los precios, todo lo cual se reflejaría en un deterioro del ahora de los ciudadanos.


Dicho de otro modo, un movimiento equivocado a la baja de la tasa de política monetaria, aun cuando la FED mantenga su tasa por encima de lo normal, significa que las empresas nacionales pagarán una mayor tasa de interés por sus financiamientos. Por el lado de los precios, esto implicará un aumento del dinero en circulación, por ende, una presión inflacionaria.

Lo anterior indica que, unos de los mayores retos para poder alcanzar el crecimiento económico anunciado por el Banco Mundial en su informe Perspectivas Económicas Mundiales, octubre 2022, es predecir los movimientos a la baja de la FED, tal como se anticiparon en las subidas de tasa en el 2022.


Con un buen manejo de este indicador, las autoridades económicas del país podrán enfrentar los riesgos más relevantes expresados por el Banco Mundial en su informe, lo cual le brindará la facilidad de enfrentar otros problemas, tales como el aumento del gasto público en el presupuesto del 2023 de un 19.2%, con respecto al 2022, según lo reportado en el proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para el 2023.

Venciendo al COVID-19