IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Apoyamos las acciones que obliguen a tributar como manda la ley

Leonel Castellanos, presidente de la Asociación Interamericana de Empresas, ASINE, dio a conocer que la organización, que ya cuenta con 3 años de trabajo ininterrumpido,  tiene como misión propiciar el avance y el desarrollo de los empresarios dominicanos y su relación con los países del hemisferio occidental, apegados a la responsabilidad social, cultivando así un clima favorable para la inversión.

 

“Diseñar leyes que fomenten el avance del país, velar por la igualdad empresarial, evaluar el tema de los impuestos, promover la generación de empleos, definir las cargas tributarias, porque la idea no es que el sector empresarial se desligue de su responsabilidad, al contrario, apoyamos acciones que obliguen a tributar como mande la ley, mientras los estados y el gobierno den respuestas al uso de esos recursos”. 

 

Para Castellanos las evasiones fiscales muchas veces son estimuladas por el uso irracional de los recursos por parte del Estado, porque está convencido de que cuando la población tiene una respuesta del uso adecuado de los recursos, la gente paga con gusto, debido a que se ve reflejado en el buen funcionamiento de los sectores: educación y salud, contando con seguridad social garantizada, y al mismo tiempo, estimulan a la clase emprendedora para iniciar nuevos proyectos.

 

El inicio de la asociación se remonta a 1961 en Miami, cuando nace la Asociación Interamericana de Hombres de Empresas, AIHE, expandiéndose a Puerto Rico, Santo Domingo, Haití, Brasil y Argentina, con el propósito de fomentar la libre empresa. Hasta el año 2.000 la organización se mantuvo firme, en dicho período comenzó a desintegrarse, dejando de celebrar las reuniones anuales que rotaban por todos los capítulos,  con el fin de fomentar  el comercio hispanoamericano para darle apoyo.

 

“La asociación comenzó a bajar su ritmo, no se formó un relevo generacional, y se fue apagando, no surgieron líderes nuevos que asumieran el rol que le correspondía para fortalecer la institución, y la consecuencia fue que desaparecieron”, informó Castellanos.

 

Afortunadamente hace 3 años un grupo de ex miembros se encontraron y retomaron la institución, la actualizaron en términos legales, logrando que el ejecutivo la incorporara bajo un decreto presidencial.

“Hicimos una asamblea en el 2013 para cambiarle el nombre de AIHE a Asociación Interamericana de Empresas, haciéndola más plural, más participativa y flexible, y asumimos el compromiso del relanzamiento de la institución”.

 

Desde ese momento han tratado de participar dentro del debate público, para tomar acciones conjuntas y diseñar un modelo económico que estimule las riquezas a través del sector privado, contando ya con 80 empresarios como miembros activos, convirtiéndola en una asociación multisectorial, integrada por industriales, sectores productivos agrícolas, agroindustriales, empresas de servicios y el sector financiero.

 

“Al incentivar los acuerdos multilaterales en la región, se trabaja en pro del fortalecimiento de una clase empresarial orientada hacia el desarrollo humano, económico y social”

 

Turismo en crecimiento

 

Ante los planes del incremento del número de turistas en República Dominicana, y la preparación que debe tener el sector empresarial para ello, recalcó que saben perfectamente que surgirá una demanda inducida generada por el flujo de turistas, en los sectores de servicios, alimentos, originando nichos importantes, y que el secreto del éxito estará en descubrir esas oportunidades de negocio, ofreciendo posibilidad de inversión a los extranjeros.

 

Por otra parte, Castellanos manifestó que la clase empresarial dominicana se preocupa mucho por la calidad de vida de sus trabajadores, y que muchas veces el bienestar de vida del trabajador, no solo se refleja en el sueldo, sino en la ley de seguridad social, su pensión de vejez, su seguro de salud y para sus familiares, por ello, promueven que las empresas informales pasen a la economía formal.

 

 “Debemos tratar de mejorar las condiciones para el emprendimiento, brindar mecanismos de facilidad y estimulo en pro de la formalidad de las empresas, para que los jóvenes que salen de la universidad encuentren oportunidades flexibles para desarrollar su negocio, tenemos una sobre oferta de profesionales, y la solución es hacer más proyectos de inversión porque afortunadamente contaremos con la mano de obra calificada”

 

 

(Gente de Éxito) (ASINE)