IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Estadounidenses cruzan a México para comprar huevos por altos precios

TAMPICO. “Está carísimo, una docena de huevos cuesta 7.99 dólares —150 pesos—, cuando antes costaba dos dólares o menos”, dijo Tania Hernández, residente en Lubbock, Texas, ciudad que está a más de 10 horas de Reynosa, Tamaulipas, donde el cartón con 30 huevos cuesta hasta 95 pesos.

Estados Unidos enfrenta un encarecimiento y desabasto de huevo como resultado de los contagios de gripe aviar que está presente en 47 de sus 50 estados y obligó a sacrificar la cifra récord de 58.1 millones de aves en granjas avícolas.

El encarecimiento comenzó a mediados del 2022, pero en el inicio de este 2023 ha sido de consideración, llegando a cuadruplicar los costos que se tenían antes de la gripe aviar. Tan sólo en diciembre pasado, el precio aumentó 60 por ciento. Los primeros brotes de gripe aviar se detectaron en enero de 2022.

“Por ejemplo, en la tienda United Supermarkets la docena está en 7.99 dólares, eso es cuando hay porque en ocasiones se acaba (...) Cuando estás de suerte, puedes encontrar ofertas de 18 huevos en 16.99 dólares en tiendas como Walmart, pero es raro; en otras como Sams y Costco ahorita no hay en existencia”, dice Tania Hernández.

Los estadounidenses se arriesgan a viajar a México para comprar huevo más barato, pese a que es ilegal transportarlo a su país en el que enfrentan el decomiso del producto y multas de 300 hasta 10 mil dólares si son descubiertos por las autoridades aduanales.

De acuerdo con la Oficina de Aduanas de Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), el contrabando de este producto “se está convirtiendo en un problema de todos los días” y espera que el tráfico ilegal continúe en aumento mientras el precio de este producto utilizado por los estadounidenses sobre todo en el desayuno, no baje.

Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2022, las incautaciones de huevos y aves aumentaron 108 por ciento, según las estadísticas del Departamento de Agricultura estadounidense.

Tan solo en el paso de San Luis Río ColoradoSonora, con San Luis Arizona, entre las autoridades aduanales estadounidenses reportaron el decomiso de 120 kilogramos de huevo entre diciembre y enero.

La demanda de huevo mexicano por parte de consumidores estadounidenses ha provocado temores de alza de precios y escasez de este lado de la frontera. Vendedores de Ciudad Juárez señalan que la demanda se incrementó alrededor de 60 por ciento.

“Hemos vendido ya a esta hora unas dos cajas y cada una trae 24 carteras de 30 piezas, estoy por abrir la tercera; es ya un 60 por ciento más de lo que estaba vendiendo y si la venta sigue así, posiblemente suba de precio”, dijo el dependiente de un comercio de Juárez que pidió no revelar su nombre.

En esta ciudad fronteriza de Chihuahua, cada cartera con 30 huevos se vende entre 65 y 85 pesos, entre una tercera parte y la mitad de lo que cuesta en Estados Unidos. En Reynosa, Tamaulipas, llega hasta los 95 pesos el precio.

“Se sigue manteniendo el precio, pero nos dicen los distribuidores que no va a tardar mucho, ya en este fin de semana tendríamos noticias de la escasez del huevo y el aumento en su precio”, externó el presidente del Consejo Empresarial Comercial y Turístico de Ciudad Madero, Tamaulipas, Ramón Gómez Narváez.

Al aumento del precio del huevo se suma el de otros productos que los estadounidenses prefieren comprar en México por la alta inflación que se vive en ese país. Susan, ciudadana de El Paso, Texas, surte su despensa en Ciudad Juárez. “Cambie como 150 dólares (a pesos) para llevarme lo de las compras para alimentarnos a lo largo de la semana", dijo la mujer.

Su lista incluye calabaza, tomate, cebolla, espinacas, pepinos, zanahorias y papas. También compró aguacates, papaya melón, a los que pidió eliminarles las semillas para que no se vea obligada a abandonar el producto por si le toca revisión en la aduana

El huevo es considerado un producto de primera necesidad en la dieta de los estadounidenses, por lo que el impacto por el elevado precio ya afecta diversos sectores.

“Es un producto básico, no podemos dejar de comprarlo, pero si debemos ajustar o bajar otras compras que hacemos para que nos alcance” dijo Tania Hernández, residente de LubbockTexas, que viajó 11 horas para comprar huevo en Reynosa